Creamos experiencias de ocio. Si existen las encontramos y si no las inventamos.

Destacar en Ocio y Turismo. ¿Iguales en la diferencia?

El riesgo de diferenciarse

Destacar hoy en día en el sector de ocio y turismo es harto complicado. Todo el mundo se dedica a eso.  Si además eres pequeño y desconocido, todavía lo es más. Creanme, se de lo que hablo.

No te queda otra, te dicen, que diferenciarte de los demás. Y al final, todos somos iguales en esa diferencia.

En Zaragoza, por ejemplo, desde hace un par años es tendencia los cafés decorados estilo “vintage” con las sillas y las mesas cada uno de su padre y de su madre. Están bien. A mi me gustan y los frecuento. Pero visto uno, visto todos.

O estos bares que a la vez son espacios creativos, puedes leer libros, pintar cuadros o arreglarte el pinchazo de la bici. En ocasiones, algunos, pierden el norte y olvidan que la principal actividad de un bar o restaurante y para lo que nacieron, es despachar bebida y comida.

El otro día en un bar de los que destacan por su decoración, me sirvieron el hielo para un café sólo en una copa de cerveza ambar export.

Por supuesto, les pedí que que me lo cambiarán….

¿Y si no lo haces?

Pues si no lo haces, se corre el mismo riesgo. Que mueras al poco de nacer. Que no te encuentren. Que no te distingas en nada. Que seas como los demás, que te diluyas en el ancho mar de la oferta y la demanda. Que hagas las mismas actividades. Que tus experiencias y las del vecino sean las mismas.

Que no te lances por miedo a que te tachen de “demasiado diferente” “raro”. Te vuelcas en intentar gustarle a todo el mundo y al final, no te gustas a ti mismo, lo que ofreces no lleva tu sello. tu ADN.

Así que, honestamente y desoyendo a algunos “gurus”, creo que lo mejor es ser auténticos y originales. Que tus productos y  tus servicios sean y cuenten tu historia. Que te gusten lo primero a ti. Seguro que ahí fuera hay clientes que están esperando que les sorprendas, y lo mejor de todo que les gustan las mismas cosas que a ti.

Perder el miedo

Y en estas reflexiones andaba, cuando me tope con un vídeo casero, una grabación espontanea que hicimos hace un tiempo para publicitar nuestras rutas por Zaragoza. Entonces queríamos ser tan diferentes y tan “guays”, que ahí se quedo el pobre vídeo…

Y como este post va de perder el miedo y ser auténticos, lo quiero compartir con vosotros. ¡Que más da! Esto es lo que somos. Sin filtros. Cercanos y divertidos. Espontáneos. Sin complicaciones. Buscando siempre el lado singular de la vida. Preparando nuevas rutas que ofreceros…

Compártelo si te ha gustadoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies